jueves, 27 de febrero de 2014

OutrOff

Estamos viviendo en un lugar dónde por delante de todo nos cerramos y nos callamos lo que pensamos por el 'qué dirán'.  Nos educan supuestamente para complacernos a nosotros mismos pero, no sé como quieren que nos complazcamos viendo como está la gente en la calle, lo que critican por lo que haces, como piensas, como eres. No digo que todo lo que haga una persona está bien, una cosa es decir lo que piensas cuando son verdades; decir lo que sientes para que la gente te comprenda pero, a veces, vamos más allá de las cosas y somos capaces de mentir durante años con el mero hecho de poder 'encajar' ¿encajar dónde? Eres como eres, con tus cosas buenas, tus cosas malas y si piensas que mintiendo encajarás mejor en tu grupo de amigos, es que no te los mereces en cierto modo. Engañar a las personas que quieres es malo. Malo es eso de quejarse de la gente que hace cosas cuando tú mismo eres peor que esas cosas. De hipócritas estamos rodeados en todos los sentidos y de gente que intenta aparentar y saber de la vida más todavía que ella misma sin haber vivido un simple cuarto de ella con todo lujo y comodidades, hay que aprender a convivir con ello, que es cuestión de esperar como rueda el asunto, como pasará todo.
Tenemos un esquema para idealizar a las personas de las que estamos 'enamoradas' o 'nos gustan' en el cual todo lo que hace está bien, no te importa sea lo que sea lo que puede decir, hacer, que si lo hace esa persona no es tan malo pero, espera, que si eso mismo lo hace otra persona a la que no le tengas tanto afecto el bucle se hace más grande, esa otra persona se  vuelve una escoria a la que dejas de lado, una mentirosa, una persona que no vale nada y yo me pregunto, ¿de verdad queremos vivir así? ¿Qué ganamos con eso? Hay que saber diferenciar distintas cosas y no llegar a un extremo como tal. No podemos aceptar el volvernos bobos de repente y hay que saber llevar dos dedos de frente ante las situaciones.
No dejes que nadie te arrebate lo que eres sabiendo que estás haciendo algo grande con tu vida, sabiendo que estás satisfecho, quizás algunos piensen que digo una cosa y luego otra, cambio de opinión pero será que no son capaces de meterse en la cabeza de alguien como yo, cuesta adaptarse y concentrarse y más en días como estos. La felicidad la ganamos nosotros mismos.
Pero como me contaron hace poco 'Eres tú, no estás en el mundo para hacer lo que diga la gente o complacer todos los días'.



No hay comentarios:

Publicar un comentario